FOMENTAN CULTURA DE PROTECCIÓN CIVIL EN INSTITUCIONES EDUCATIVAS

115

Por Juan Carlos Rodríguez Terrazas/EL SINODAL DE TAMAULIPAS

Personal de Protección Civil y Bomberos encabezado por el coordinador José Federico Pérez Lozano, cumplió satisfactoriamente con los tiempos fijados por el simulacro realizado en la Unidad Aztlán de la UAT.

Reynosa, Tam.- Una fuga de gas que amenazaba con desencadenar una explosión, con todos efectos colaterales originó una llamada de emergencia a la central de Protección Civil y Bomberos que en cinco minutos respondieron desde el cuartel hasta la Unidad Académica Multidisciplinaria Reynosa Aztlán de la Universidad Autónoma de Tamaulipas, ubicada en la colonia Aztlán.

El protocolo de evacuación y salvamento de 889 alumnos instalados en las aulas del plantel se ejecutó en dos minutos y medio, lo que se considera un buen tiempo al evaluar el simulacro que dio origen a la movilización de las unidades de la corporación-

El Coordinador General de Protección Civil y Bomberos, José Federico Pérez Lozano, acudió al frente de 12 elementos entre paramédicos, bomberos, Inspectores, personal técnico y un administrativo que tomó los tiempos de las operaciones.

Se movilizó un auto tanque y la unidad rápida de respuesta a emergencias con todo el equipo necesario para estos menesteres.

Autoridades de la UAMRA de la UAT, encabezadas por el director Efrén Garza Cano y personal asignado al tema recibió al personal.

Luego de “controlar” la situación, personal de Protección Civil se reunió en el auditorio con estudiantes y catedráticos ante quienes se dirigió una plática de capacitación sobre el tema dela protección civil.

Pérez Lozano, indicó que son instrucciones de la Presidente Municipal doctora Maki Ortiz Domínguez, replicar simulacros en todas las instituciones de nivel medio superior y superior con la idea de fomentar esta cultura que reduciría el número de víctimas en casos de emergencia real.

Independiente a los resultados logrados en este simulacro en días subsecuentes se dará seguimiento a las observaciones y podrán incorporarse a la práctica y maniobrabilidad de salvaguarda como la utilización de extintores, optimización de rutas de evacuación, etcétera.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *