IMSS EXHORTA ATENDER DOLOR DE ESPALDA Y CUELLO CON MÉDICOS ESPECIALISTAS

21
  • Lo mejor es una atención oportuna en la Unidad de Medicina Familiar (UMF) o en su caso, en un Hospital, y evitar los tratamientos tradicionales con “hueseros” o quiroprácticos, pues se corre un alto riesgo de agravar las lesiones que presenten

Reynosa, Tam.- Ante molestias en la espalda y cuello, especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Reynosa, Tamaulipas, recomendaron que lo mejor es atender oportunamente en su Unidad de Medicina Familiar (UMF), o en su caso en un Hospital, y evitar los tratamientos llamados tradicionales con “hueseros” o quiroprácticos, pues se corre un alto riesgo de agravar las lesiones.

Al respecto, El doctor Gregorio Reyna García, Traumatólogo del Hospital General de Zona (HGZ) N° 15, del IMSS en esta ciudad, advirtió que un paciente lesionado por una deficiente atención tradicional o porque decidió tardíamente ir a la consulta institucional, difícilmente se podrá aliviar en forma adecuada, ya que cuando acuden, regularmente presentan músculos hipotrofiados, susceptibilidad a tener lesiones frecuentes, dolor crónico, predisponiendo a una recuperación más tardía.

El Especialista del IMSS explicó que muchos de estos casos se originan porque las personas permanecen varias horas sentadas en una misma posición, y no practican actividad física, por lo que se exponen a sufrir dolor cervical, que se presenta no solo en el cuello, sino también puede extenderse a los hombros, manos, mandíbula y cabeza, debido a la tensión muscular que eso produce.

Una mala postura, precisó el médico especialista, se tiene al pasar sentado horas en la oficina, cuando se ve la televisión o se lee, al colocar el monitor de la computadora demasiado alto o muy bajo, dormir en una posición incómoda, o girar el cuello bruscamente, como cuando se hace ejercicio.

Derivado de ello, señaló que después de las lumbalgias (dolor de espalda), el dolor cervical es uno de los padecimientos que más se presentan en la consulta externa y urgencias en personas de edad productiva, entre los 20 y los 40 años de edad.

Finalmente, recomendó que un descanso adecuado por la noche, utilizando una sola almohada, cómoda y no muy alta o de preferencia sin ella, además de dormir boca arriba o de lado, siempre flexionando el tronco y las extremidades, ayuda a evitar dolores en la espalda.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *