TRÁGICA MUERTE DE EMPLEADO DE LA EMPRESA BIMBO REYNOSA

518

Por Spencer Mogano/EL SINODAL  DE TAMAULIPAS

Reynosa, Tam.- Cuando esperaba la orden para entrar a trabajar un empleado de la empresa Bimbo, se precipitó con todo y su unidad al canal Rodhe, donde minutos después murió ahogado al ser arrastrado por la corriente por varios metros.

A las 7.30 horas elementos de Protección Civil y Bomberos del municipio recibieron el llamado de auxilio a través del 911 y el C4, dándose cita en el cruce de la calle Heriberto Deándar y bulevar Las Torres de la colonia Emiliano Zapata, donde a primera vista ubicaron una unidad CRV de modelo reciente con placas de la UCD que se encontraba inmersa en las aguas del canal.

Testigos señalaron que el conductor de la Unidad de nombre Víctor Macías, había llegado a trabajar temprano y como siempre esperaba la hora de la apertura de la puerta escuchando música en la radio de su unidad.

Intempestivamente su vehículo que se encontraba en un declive se precipito al canal y aunque hizo esfuerzos por contener la unidad no pudo hacerlo, cayendo al caudaloso canal que es la afluente principal de la planta potabilizadora “Pastor Lozano” de COMAPA.

En su desesperación la victima aun intentó abrir las puertas del vehículo, pero la fuerza de la presión de las aguas le impidieron salir, por lo que también antes de morir hizo uso de su aparato telefónico con el que se comunicó con algunos compañeros de trabajo que iban hacia su lugar de trabajo.

Sus gritos de auxilio no duraron mucho tiempo, la unidad se sumergió violentamente y fue arrastrado metros, quedando atascado el coche a la altura del puente de las Torres a unos 100 metros del antiguo asilo de ancianos.

Hasta el lugar en solo unos minutos llegaron elementos de rescate urbano al mando del Coordinador General de Protección Civil y Bomberos, Federico Pérez Lozano, que tras difíciles maniobras lograron primero abrir la unidad rompiendo un vidrio para proceder después a sacar a la víctima, pero este ya no tenía halitos de vida.

Minutos después llegaron lanchas, una grúa e inclusive una unidad de contra incendio, pero desafortunadamente nada se pudo hacer por salvar al hoy occiso.

Testigos afirman que en el pedal de freno se veía una cadena que estaba atada al volante, un mecanismo rustico de protección contra robos de vehículos, lo que posiblemente fue lo que evitó que Macías pudiera frenar y con ello evitar proyectarse hacia el canal donde irremediablemente perdió la existencia.

Peritos del forense llegaron al lugar de los hechos a proceder a realizar las primeras investigaciones y ordenar el traslado del cuerpo del infortunado a la morgue, para la autopsia de rigor.

Pese a los desesperados esfuerzos de personal de Protección Civil y Bomberos, Víctor Macías no logro salir con vida del interior de su vehículo.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *