CONCLUYEN 25 OBRER0S SU PREPA Y/O SUS CARRERAS

1947

Por Juan Carlos Rodríguez Terrazas/EL SINODAL DE TAMAULIPAS

Reynosa, Tam.- “En el Sindicato Industrial Autónomo de Maquiladoras de Reynosa (SIAMAR), nunca es tarde para estudiar; esa frase la escuché hace 15 años por primera vez de voz del licenciado Alberto Lara Bazaldúa, que en aquel entonces ya formaba parte del Comité Ejecutivo Sindical que encabezaba don Ángel Tito Rodríguez Saldívar (+), donde nuestro entonces muy joven dirigente, nos arengaba a todos a no dejar perder una lucha, a nunca abandonar nuestros ideales y a jamás abandonar una trinchera…”

“Yo pensé que eran solo buenos deseos de Beto, quien entonces era el promotor para aplicar a un programa becario fijando como meta que todos los trabajadores de maquilas cuando menos tuvieran terminada su primaria y luego los seguía empujándolos a ir a la secundaria”.

En aquel momento yo no quise seguir a la preparatoria porque tenía a mis hijos muy jóvenes y ya ellos estaban en secundarias, preparatoria y universidades, -señala- don Adrián Zavala Castillo, hoy de 61 años de edad y delegado sindical de la planta Action Glove Co. Incorporated, S.A., de CV, del Parque Industrial Reynosa Moll.

“Al paso del tiempo sucedieron muchas cosas como el fallecimiento de don Tito y los cambios subsecuentes en la dirigencia, donde Alberto seguía escalando posiciones y había consolidado su programa de becas con el apoyo de un fondo aportado por el mismo sindicato y con el respaldo de las empresas…”

“Vi mejorar la condición de muchos compañeros obreros que llegaron a laborar a la industria maquiladora y aquellos que se preocuparon por superarse, inclusive algunos ya son nuestros jefes; eso y la constante insistencia de Alberto, apoyado por el maestro Ricardo Escobedo Zúñiga, también parte de la dirigencia de nuestro gremio, fue lo que ocasionó que por fin el 2014, me decidiera a darle seguimiento a mis objetivos que había dejado truncos 20 años atrás cuando ya casado concluí mi secundaria…”

Ese año ingresé a la Universidad Valle del Bravo, pero en el primer tetra abandoné por sentirme enfermo, -prosiguió-

“Volví a las aulas el 2015, pero ahora a las de  la Preparatoria “Benemérito de Las Américas” de la colonia Rodríguez junto con más de 12 compañeros de diversas plantas, pero solo 8 logramos concluir, algunos no pudieron de plano, otros desertaron, inclusive algunos pidieron permiso y ya no regresaron, pero gracias a Dios aquí están los logros de los que perseveramos.

Don Adrián, es originario de un rancho de Tempoal, Veracruz; hijo de don Felipe Zavala, también de Tempoal y doña Paula Castillo, de El Higo, Veracruz, ambos ya fallecidos, quienes le inscribieron en la primaria entre Ébano, SLP,  y Tamuín, donde paso su niñez para luego muy pequeño, incorporar a las tareas del campo.

Alberto Lara Bazaldúa, el dirigente, es un ser humano de gran corazón cuya lucha por dignificar el gremio maquilador le lleva a apoyar para que todos los trabajadores sigan estudiando, afirma don Adrián Zavala Castillo.

Hace 41 años formó un feliz hogar con su esposa Nora Bertha Gómez a quien conoció en San Luis Potosí, con la que procreo a sus cuatro hijos que son su adoración: La licenciada en Administración de Empresas Beatriz Adriana; Gema Marisol, reconocida Cultura de Belleza con varias especializaciones en su ramo; América, LAE y Finanzas y el más joven Felipe Adrián, que es toda una realización como ingeniero en Sistemas.

“La labor de Alberto Lara, como dirigente al impulsor de cada uno de los miles de trabajadores que representa, es sensacional, sabe estimular el esfuerzo de cada uno, es un excelente pastor que cuida su rebaño con mucho celo y a veces advierte nuestros problemas personales inclusive antes que nosotros mismos; a él debo particularmente este logro”, afirma con marcada gratitud el señor Zavala Castillo.

Don Adrián, no ha pensado aun qué carrera seguirá, por lo pronto, dice que en este ciclo, va descansar y dedicar sus fines de semana a vacacionar con su mujer, porque en tres años no han salido, ya que la prepa le absorbió todo su tiempo de descanso y ese fue un sacrificio que tuvo que pagar para llegar a la meta.

Cabe mencionar que nuestro egresado preparatoriano, que se erige como un ejemplo a seguir por miles de compañeros obreros que no han hecho su bachillerato, tiene 23 años radicando en Reynosa antes de ello fue funcionario administrativo de Ómnibus de Oriente, cargo que también intercaló como jefe de ruta lo que le hizo viajar constantemente a la ciudad de México, Guadalajara, San Luis Potosí y diversos destinos donde se quedaba a trabajar por largas temporadas, hasta que en el 2003, llego a SIAMARM, donde el 17 de mayo cumplió 15 años.

“No pienso jubilarme aunque ya tengo el triple del tiempo cotizado por el seguro social, he decidido seguir apoyando a nuestro dirigente Beto Lara, para retribuir en buena parte el apoyo que me ha brindado”, dice este dinámico trabajador y delegado sindical, otro caso excepcional que merece contarse.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *