Candelero/ Por: Abraham Mohamed

17

Se afectó mucho la “Honestidad Valiente” de AMLO

mohacan@prodigy.net.mx

Lo que son las cosas…

Peña Nieto empezó a perder credibilidad y respeto antes de cumplir los dos años como Presidente de México al detonar la cuestionada adquisición de la Casa Blanca de Las Lomas y… a López Obrador empieza a pasarle lo mismo ¡pero meses antes de tomar posesión como Presidente! porque su “honestidad valiente” se afectó con el escándalo que ha provocado el “opaco” Fideicomiso de Morena.

Es que tal Fideicomiso, también conocido como “Por los demás” fue creado con el argumento de que serviría para ayudar con dinero a los damnificados del sismo del 19 de Sep. del 2017 lo cual no se hizo, según investigaciones realizadas por el Instituto Nacional Electoral (INE), que además encontró serias ilegalidades por las que le impuso a Morena una multa de $197 millones, la más alta jamás registrada.

Eso desató la ira del Presidente electo López Obrador quien tras acusar de “vil venganza” a los Consejeros del INE, -¿por su triunfo?- de inmediato dispuso lo necesario para que “su Morena” se inconforme de inmediato por la multa ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) y Horacio Duarte es el encargado.

Voy a tratar de resumir lo más posible el proceso que deterioró la credibilidad y respetabilidad de Peña Nieto a partir de la Casa Blanca, y lo mismo haré con el Fideicomiso de Morena que ya afectó a López Obrador, para que saques tus propias conclusiones.

Para el Presidente Peña Nieto todo empezó cuando, tal vez por frivolidad, su esposa Angélica Rivera, aceptó ser entrevistada para la revista Hola que le dio la portada en Mayo del 2013, en la Casa Blanca ubicada en Sierra Gorda 150 de Las Lomas de Chapultepec que, según ella, le había comprado a la empresa Higa del constructor reynosense Juan Armando Hinojosa Cantú, favorecido por Peña Nieto con enormes contratos de obras cuando era gobernador del Edomex.

Además, cinco meses después, el 26 de Octubre del mismo 2013, el Arq. Miguel Angel Aragonés, que fue quien diseñó y dirigió la construcción de la mansión, apareció en TV Azteca en el programa “Los Despachos del Poder” del periodista Alberto Tavira, revelando más detalles.

Eso multiplicó la sospecha que llevaron a Carmen Aristegui a difundir lo que ya todos sabemos y que le costó inclusive, ser despedida injustificadamente de su programa de radio.

Como el escándalo crecía, se utilizó a Virgilio Andrade para que desde la Secretaría de la Función Pública “investigara todo lo relacionado con la adquisición de la Casa Blanca”, con la equivocada idea de que eso iba a atemperar los caldeados ánimos ciudadanos, cuando todo mundo se mofaba de esa patraña para relevar de cualquier responsabilidad o sospecha al Presidente Peña Nieto. Por cierto, Virgilio cumplió la tarea, pero en vez de mejorar, dañó aún más la investidura presidencial.

No había otra salida…Angélica Rivera tuvo que dar la cara para anunciar que “regresaba la Casa Blanca a quienes se la habían vendido, para evitar que siguieran las críticas al Presidente por la compra que ella había hecho con su dinero”.

Pero, el daño ya había causado estragos y siguió el deterioro en la credibilidad y respeto de su marido, el Presidente Peña Nieto quien arrancó su gobierno con más del 50% de aceptación y que está terminándola con 19% que es el más bajo porcentaje de los últimos cinco regímenes. No está por demás decir que eso contribuyó a que su partido, el PRI, perdiera la Presidencia de la República ante el arrollador triunfo de Morena con López Obrador que obtuvo 30 millones de votos, que es el 53% de la votación total.

Ante su realidad, el Presidente Peña Nieto tristemente comentó que el 30 de Noviembre, al terminar su mandato presidencial, termina su carrera política y su futuro inmediato solo es pasar más tiempo con su familia.

Y le entrega México a López Obrador a quien, como apuntamos al inicio, antes de asumir el 1 de Diciembre la Presidencia de la República, ya se le empezó a deteriorar su credibilidad y respetabilidad con las presuntas transas en el Fideicomiso de Morena creado con el argumento de que era para apoyar a los damnificados del sismo del 19 de Septiembre  pero que según Ciro Murayama, Consejero y presidente de la Comisión de Fiscalización del INE “más bien se trata de una trama de financiamiento paralela con la figura permitida del Fideicomiso, pero con el cual no se cumplió la obligación de informar a la autoridad electoral”. Y precisa: “El fin del fideicomiso, dar dinero a la población, es ilegal para un partido, pero además este se nutre de recursos en su mayoría de procedencia prohibida, como los de origen desconocido y los de empresas para luego sacar el dinero en efectivo sin dejar huella, lo que es contrario al manejo lícito de las finanzas partidistas. Estamos ante una conducta que tiene nombre: fraude a la Ley, y el fraude siempre implica dolo, por lo que se ha propuesto sancionar al partido con 197 millones de pesos que representa el 250% de los ingresos recibidos en ésta operación al margen de la Ley. Tolerar esta conducta implicaría fracturar las reglas del juego limpio con el dinero de los partidos, permitir la opacidad y el uso de cantidades millonarias de dinero de origen desconocido, lo que pondría en riesgo las condiciones de la competencia democrática. Sin importar quién sea el actor que comete estas conductas, el INE detecta y sanciona”, terminó advirtiendo Murayama.

Y yo aquí aporto la cronología de cómo se desarrolló la investigación de la Unidad Técnica de Fiscalización del INE con la participación de la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales (Fepade).

20 de septiembre del 2017, un día después del sismo, AMLO difunde un video en Twitter donde informa que Morena, donará 20% de sus prerrogativas públicas y su financiamiento de campañas a los afectados y que esto se realizará mediante un fideicomiso.

23 de septiembre del 2017.- El Consejo Nacional de Morena decide destinar a dicho fideicomiso para los damnificados, el 50% de su presupuesto para campañas y pide a sus partidarios donar la mitad de sus salarios.

25 de septiembre del 2017 se constituye en Banca Afirme el Fideicomiso “Por los demás” auspiciado por Morena con la cuenta # 73803  cuyo Comité Técnico está integrado por Austreberta Maldonado Gallegos, Julio Scherer Ibarra, Laura Esquivel Valdez, Pedro Miguel Arce Montoya, María de Jesús Rodríguez y Bernardo Bátiz, para dar la impresión de que es un Fideicomiso privado, sin ningún nexo con Morena, pero la Unidad Técnica de Fiscalización (UTF) determina que no es así, porque para empezar, el Fideicomiso comparte domicilio fiscal con Morena y quienes conforman el Comité técnico son de Morena; de los 58 fideicomitentes, 47 son diputados y 3 son senadores de Morena, destacando entre ellos Dolores Padierna y Layda Sansores.

Por otra parte, la UTF tampoco pudo comprobar que Morena haya transferido un peso de sus prerrogativas al Fideicomiso y por lo mismo es falso que haya renunciado a su financiamiento público en favor de los damnificados.

Está plenamente confirmadas las siguientes actividades que pueden configurar acciones delictuosas violatorias a reglas y principios en materia electoral:

Entre el 26 de septiembre de 2017 y el 31 de mayo de 2018, ingresaron 2,155 aportaciones al Fideicomiso por un monto de $78 millones 818 mil 566.37 pesos.

$14.7 millones fueron recibidos en cheques salvo a buen cobro, de los cuales $12 millones 561 mil 996.90 fueron hechos por 55 personas ligadas a Morena en una u otra forma.

$3.2 millones se hicieron mediante SPEI’s y transferencias bancarias por 6 personas morales, prohibidas por la Ley electoral.

$44.4 millones (56% de los recursos recibidos) se hicieron en efectivo, violando la normatividad electoral y del fideicomiso, mediante personas que realizaban los depósitos en “carrusel”, o sea una tras otra, dándose la vuelta.

El 28 de diciembre del 2017, 6 personas en 28 depósitos consecutivos de 50 mil pesos, entregaron a dos cajeros de Banca Afirme, un millón 400 mil pesos en 20 minutos. (Aquí hay sospechas de colusión por parte de los funcionarios bancarios, pues ese tipo de operaciones y con semejantes montos, no son permitidas, por lo que la situación puede escalar).

Entre el 26 y 29 de diciembre del 2017 ingresaron al fideicomiso 12 millones 900 mil pesos. (Dinero cuya procedencia se ignora. Se habla que es narco dinero).

Del 26 de septiembre de 2017 al 31 de mayo del 2018, se retiraron 64 millones 481 mil 760 pesos en 169 cheques de Caja que después se convirtieron en efectivo. 70 personas recibieron cheques del Fideicomiso, confirmándose que 56 tienen relación directa con Morena. (¿Adonde fue a parar ese dinero?).

Las 16 sucursales de Banco Afirme utilizadas para éstas sospechosas acciones de Morena que tanto perjudican a López Obrador antes de recibir la banda presidencial, son: Arcos; CN Gobierno DF; Gobierno DF; Insurgentes, Izazaga; Iztapalapa; Metepec; Pericoapa; Plaza de la República; San Angel; Satélite; Tecno Parque; Tlalnepantla; Toluca; Toluca Centro y Vallejo.

Por otra parte, se ignoran las razones del por qué Morena no reportó las operaciones del Fideicomiso al INE y tampoco reportó su creación, promoción y administración por parte de gente ligada al partido.

Cabe señalar, por último, que Morena no reconoció como ingresos propios 78 millones 800 mil pesos.

Con todas éstas pruebas, Horacio Duarte Olivares, el representante morenista, encargado por el Presidente electo López Obrador de echarlas abajo, para recuperar prestigio y no pagar los 197 millones de multa, dice confiar en que el Tribunal Electoral ante el cual se presentará la impugnación a más tardar éste domingo, dará la razón a Morena, “ya que se corroborará que el Fideicomiso es privado, y que Morena no tiene ninguna relación jurídica con él”.

En lo referente a las personas que hicieron carrusel en las sucursales de Banca Afirme para depositar cuando menos $44 millones, respondió que “eso corresponderá investigarlo a la PGR o a otras instancias, pero no al INE”, acusando al Instituto que “de manera irresponsable y deliberadamente decidió no indagar el destino de los recursos a pesar de que al menos 27 mil personas damnificadas por los sismos de los que hay listas con nombres, apellidos y direcciones se han beneficiado con las entregas de dinero que se realizaron al través del Fideicomiso”.

“Vamos a defendernos política y legalmente y nos van a dar la razón en el Tribunal” soltó por último Horacio Duarte, tratando de proyectar confianza.

Lo que queda flotando es:

¿Todo esto será, como dice López Obrador, “una vil venganza”?

Y si así fuera, ¿por qué?…..y ¿de parte de quién?




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *