Hipódromo Político/ Por Carlos G. Cortés García

53

MAGDA PERAZA TIRÓ LA TOALLA… YA NO SIENTE LO DURO SINO LO TUPIDO

La todavía alcaldesa de Tampico, Magdalena Peraza Guerra, ya no siente lo duro sino lo tupido, ya tiro la toalla y ya sacó la banderita de la paz. Sin embargo, lo que parece habérsele olvidado a la vetusta alcaldesa es que ella fue quien inició el golpeteo contra todos, ella fue quien declaró la guerra, quien se sintió la muy muy y creyó que el poder lo tendría siempre, lo que evidentemente no fue así.

Así es querido lector. La todavía alcaldesa de Tampico ya no ve la suya, sabe que el 30 de septiembre próximo se irá de la presidencia municipal y que lo único que dejará entre los porteños será un mal recuerdo: se le olvidó que el poder es prestado y que a partir del primero de octubre tendrá que entregarlo al candidato ganador, Jesús Nader Nasrallah, quien la avasalló en la elección.

Y lo que la Peraza ha calificado como “golpeteo político” en su contra, no es más que el rechazo social y ciudadano que se ha ganado a pulso por sus malas actitudes. Ayer jueves, al término de la sesión de cabildo, la Peraza, “suplicó a sus adversarios políticos en el cabildo que ya acaben con el golpeteo hacia su figura”, pues reiteró que los tiempos electorales ya pasaron, que ya no hay necesidad de echar lodo, “no se vale denostar y desacreditar por querer figurar”.

Lo que parece habérsele olviado a la septuagenaria presidenta es que ella empezó el “golpeteo politico” desde mucho antes que iniciara el proceso electoral. Y no tuvo empacho en insultar, ofender, lastimar y “mandar a amenazar” a quien no comulgara con su forma de ver las cosas, a quien no compartiera sus pensamientos y a quien no se arrodillara ante sus deseos, sus fobias y sus filias. Quienes no compartieron su visión de la política y de la sociedad, en automático, se convirtieron en sus enemigos. Su política se limitó a “o estás conmigo o estás contra mi”. Y así sucedió en Tampico en los últimos dos años.

Y peor, quienes eran los enemigos de sus cercanas y cercanos colaboradores, por esa simple razón, se convirtieron en automático en sus enemigos. ¿Verdad Peraza? ¿O ya se te olvido? Hay muchas historias que seguramente saldrán a la opinión pública sobre lo que se hizo en Tampico en esta “irrespetuosa” administración. A la Peraza le ganó la soberbia, la prepotencia y el poder. Y pensó que con sólo desearlo, podría desaparecer del planeta a sus enemigos.

Pero ahora sí, pide paz. La vetusta ya se dio cuenta que se gana más con una gota de miel que con un barril de hiel, pero lo racionalizó cuando ya es muy tarde, cuando prácticamente ya fue echada del palacio municipal de Tampico, y cuando ya no siente lo duro sino lo tupido, cuando ella misma terminó con su figura pública y cuando lo único que le queda a la doña es suplicar, porque el poder ya se le fue. Y como Mandibulín, “ya nadie me respeta”

Y es que, la Peraza Guerra acusa que de nueva cuenta “fue blanco de ataques verbales” por parte de la edil perredista América Sandoval Morales, quien criticó que imperan anomalías en varias dependencias del gobierno de Tampico, lo que no me parece una agresión a su persona, por cierto, sino el resultado de sus propias negligencias, de sus propias fobias y sus propias ignorancias.

La Presidenta Municipal de Tampico externó que la temporada de campañas ya terminó, por lo que es innecesario que se aborden temas “irrelevantes” como la supuesta nula labor de la mesa de seguridad del puerto. Entonces, si el cabildo no es el lugar para que se lleven estos temás y la búsqueda de soluciones a los problemas de la Ciudad, entonces ¿a dónde quiere Magdalena que lleven los regidores los problemas? ¿A la playa? ¿O ya se le pasaron a la todavía presidenta municipal las ganas de atender a los tampiqueños? ¿O largo se le hace el tiempo para entregarle el poder al candidato ganador en Tampico, Jesús Nader Nasrallah?

La vetusta presidenta pidió a sus detractores políticos “no criticar lo que en realidad esté mal únicamente para atraer reflectores, pues los tiempos ya pasaron. En este gobierno si existen logros -dijo- solo que algunas personas no tienen la capacidad de observarlos, pero ya no hay necesidad de echar lodo”. Ajá.

Finalmente, en la sesión de Cabildo de este jueves, la senil Presidenta Municipal añadió que las críticas hacia la administración porteña son “políticas” y sin sustento, por lo que lanzó un llamado a las distintas fuerzas políticas en el cabildo a ser responsables y establecer criterios con real madurez en beneficio de la ciudad.

Pero no todo para ahí. Es tal el desprecio que los tampiqueños le tienen a la Peraza que este viernes por la mañana habitantes del Fraccionamiento Gema impidieron que el Ayuntamiento y la SEDATU comenzaran formalmente los trabajos para habilitar un espacio público que actualmente es utilizado como estacionamiento de vehículos por algunos de los vecinos. Con esta acción, se perdieron recursos federales por poco más de 2 millones de pesos, que se aplicarían en la construcción de un parque público en el Fraccionamiento Gema.

Y es tal la concha y el desinterés de la Peraza, que sin tratar de convencer a los vecinos de la importancia de la obra, la todavía alcaldesa de Tampico anticipó que la obra será cancelada. Así de fácil. De ese tamaño es el enojo de la vetusta alcaldesa con Tampico porque no ganó la elección del pasado primero de julio.

Magdalena Peraza Guerra ya se quedó completamente sóla. Prácticamente nadie está con ella. Todos sus “colaboradores y colaboradoras” ya se dieron cuenta que el Titanic está hundiéndose y todos están buscando salvarse en este escenario de incertidumbre que están viviendo quienes colaboraron con la septuagenaria alcaldesa, quien por decir lo menos, saliendo de la administración municipal deberá irse de Tampico ante el manifiesto rechazo de toda la sociedad. Su soberbia, su insensibilidad, sus sueños de grandeza, acabaron con todo lo que construyó a lo largo de sus 73 años de edad. Magdalena, a partir del primero de octubre, será practicamente nadie en Tampico, un fantasma, un triste recuerdo, a menos que las auditorías la obliguen a seguir en el ojo del huracán, respondiendo por lo que no hizo, lo que parece así será.

Gracias por recibirnos. Sus comentarios son bien recibidos en nuestro correo electrónicohipodromo.politico@gmail.com. Y también estamos en twitter @CarlosCortesMX.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *