El Fogón/ Por José Ángel Solorio Martínez

94

La nueva Izquierda tamaulipeca…

La autoridad electoral, el alcalde de Madero, Tamaulipas Andrés Zorrilla –que aspira a la reelegirse en su cargo- y algunos grupúsculos provenientes del PRD enquistados en MORENA, con su empecinamiento por demoler a su adversario –el lopezobradorista, Adrián Oseguera Kernion- están configurando el dirigente de Izquierda que la sociedad del sur demanda para profundizar las propuestas anti-neoliberales de AMLO y articular un poderoso partido de masas en la región.

El último dirigente social que tuvo una notable influencia en la sociedad sureña, fue Joaquín Hernández Galicia. A su liquidación política –enero de 1989-, emergieron numerosos líderes que se pusieron a la sombra del caudillo Cuauhtémoc Cárdenas.

La energía del michoacano, llevó a la alcaldía maderense a varios ciudadanos. Jorge Sosa Phol, Alfredo Pliego Aldana, y los hermanos Hernández Galicia –Juan y Joaquín-, gobernaron la ciudad con más equívocos que aciertos. La mayoría de ellos, cayeron seducidos por la corrupción y la vida frívola.

Pliego Aldana y Sosa Phol, pasaron más tiempo en antros y congales que en sus oficinas de gobierno. El presupuesto público, fue a parar a manos de centenares de damiselas que hicieron felices a este par de pícaros de la Izquierda más aviesa que se recuerde en el noreste mexicano.

Pudieron convertirse en conductores de un movimiento de Izquierda que se incubaba en la sociedad septentrional tamaulipeca. Pero no pudieron, porque no quisieron. Fue más apetitoso para ellos, el disfrute del poder por el poder, que delinear un movimiento social contra la ola neoliberal que se venía encima.

Hubo otros dirigentes, que desde la Izquierda hicieron esfuerzos por dar potencia a esa corriente política. José Ortiz Rosales, abogado, promotor del PMT –Partido Mexicano de los Trabajadores, fundado por Heberto Castillo-, apenas pudo crear una incipiente corriente izquierdista en Tampico.
Nadó contra la corriente, por más de 20 años.

Fue diputado local dos veces.

Hubo otra Izquierda testimonial. La encabezó, Víctor Zenón Vargas. Su trabajo se circunscribió, a apoyar movimientos nacionales en el puerto y a construir organizaciones de solidaridad con la revolución cubana.

La movilización de Playa Miramar, -que todavía irrita a algunos panistas, perredistas y priistas- de más de 15 mil asistentes para recibir a AMLO, organizada por el candidato de MORENA Adrián Oseguera Kernion, es un indicio de lo vigoroso que puede ser una corriente de Izquierda en el sur tamaulipeco. Al mismo tiempo, muestra las posibilidades del emergente liderazgo del empresario lopezobradorista en la región.

Es decir: Madero es hoy, la punta de lanza de un obradorismo fuerte, organizado y cohesionado en el sur tamaulipeco. Puede ser –si los liderazgos logran percibirlo y sobre todo instrumentarlo- el centro de difusión y de conexión de un afluente de Izquierda vivo e influyente.

El carisma y la capacidad de conducción de Oseguera Kernion, están fuera de toda duda: la encuesta del diario digital Hoy Tamaulipas, lo ubica en estos momentos con más de 30 puntos arriba del panista Andrés Zorrilla; aunque otras, lo ubican sólo con 22 puntos sobre el panista.

(Los asesores del alcalde panista, han iniciado una guerra sucia contra el candidato de MORENA.

Demasiado tarde: ya está posicionada en el imaginario colectivo la imagen de OK. Es muy probable, que esos dardos, lejos de debilitar al morenista, lo fortalezcan y lo potencien. Así como ha ocurrido con AMLO).

La embestida del TRIETAM y de Zorrilla, galvanizaron al empresario Adrián.

Lo hermanó más con el proyecto de AMLO. (Lo recibió personalmente en SLP, en una gira que realizó en Ciudad Valles y le brindó todo su apoyo).

Lo apersonó ante el círculo íntimo de AMLO. (Ricardo Monreal, tomó el caso como suyo y encabeza las impugnaciones contra la marrullería del TRIETAM).

Lo amacizó como el más prominente cuadro morenista en el sur de Tamaulipas.

Ya hay un nuevo y recio guía de la Izquierda septentrional…




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *