LOBOS COMIENZA A DESPEDIRSE DE LA LIGA MX; NECAXA, A ZONA DE LIGUILLA

126
  • Los Rayos consumaron una semana redonda luego de ganar la Copa MX a media semana
Ciudad de México.- Preparen las Golondrinas en el Olímpico de la BUAP. Con una derrota más a cuestas, Lobos comienza a despedirse de la Liga MX, al caer de nueva cuenta en casa, esta vez ante Necaxa por 0-1, resultado que hunde aún más al equipo licántropo en el último lugar del cociente, en tanto que los Rayos, con diez hombres desde el primer tiempo, sacaron un triunfo de oro que los mete de nueva cuenta a zona de clasificación.

Ni siquiera porque a Lobos le urgía el triunfo, el equipo ahora dirigido por Daniel Alcántar mostró una pizca de orgullo propio para obtener puntos en su lucha por permanecer en la Primera División, porque ante su gente se vio un equipo gris, displicente, desconectado, falto de ideas y ni con un ápice de carácter y personalidad, que no pudo aprovechar que desde el minuto 15 de juego, Necaxa se quedó con diez por una rigorista roja a Luis Gallegos por una falta, que el árbitro Francisco Chacón consideró de expulsión.

Los Rayos se llevaron a toda ley el triunfo; gran semana para el equipo de Nacho Ambriz, que a media semana se coronó como Campeón de la Copa MX, y este sábado en la BUAP, luchó contracorriente con inferioridad numérica muy temprano en el juego, además de que el árbitro Chacón le anuló de forma equivocada un gol a Carlos González por una supuesta falta al portero Canales dentro del área chica.

Con todo en contra y pese a las pifias arbitrales, Necaxa encontró el gol del triunfo a 13 minutos de terminar el juego, a través de una gran jugada de pared que terminó en un disparo de zurda de Roberto Carlos Alvarado dentro del área, para vencer al guardameta que simplemente fue fusilado y ni siquiera las manos pudo meter.

En el partido no pasó mucho, solo lo suficiente para que los de Aguascalientes consumaran una semana redonda para ellos, dueños de su destino en busca de clasificar a la Liguilla, mientras que Lobos, con un cociente de 1.0000, está prácticamente colgado a un milagro para permanecer en la Liga MX, ya que además de que está obligado a ganar sus últimos dos juegos, necesita que Veracruz deje de sumar.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *