Al Vuelo/ Por Pegaso

77

Sketch VI

Se escucha un órgano de viento tocando música gótica.

Aparece en escena el Lonje Moco, quien extrae de su nariz con el dedo índice derecho una sustancia verde y pegajosa que arroja a la cámara.

-Lonje Moco: ¡Ja, ja, jaaaaa! ¿Qué tal? Yo soy el Lonje Moco, y hoy vengo a contarles la historia de… la historia de…

-La Gárgola: De tu tía Tencha.., vas a contarnos la historia de tu tía Tencha.

-Lonje Moco: ¡Noooo! Hoy vengo a contarles la macabrona historia de el twit de El Trompas donde llama loco al Presidente Peña Nieto. ¡Fue horrible, horribleeeeee!

Resulta que El Trompas estaba un día sentado en su despacho de la Casa Blanca cuando recibió una… recibió una…

-La Gárgola: ¡Una llamada! El Trompas recibió una llamada telefónica.

-El Lonje Moco: ¡Nooooo…! Bueno, sí, pero era una llamada de Enrique Peña Nieto, quien le pedía que diera una declaración a la prensa de que no construiría el muro fronterizo. Entonces, El Trompas le respondió: “¿Tú estar locou? Mí no dar esa declaración”.  Y así fue como empezó todo, porque un mes después el propio Trompas publicó en su cuenta de Twitter todos los detalles de la llamada telefónica. ¡Fue horrible, horribleeee!”

-La Gárgola: Bueno, ¿y qué pasó después?

-El Lonje Moco: Después se vino… después se vino…

-La Gárgola: Se vino un desmadre… se vino un desmadre en México porque El Trompas le dijo loco a Peña Nieto.

-Lonje Moco: ¡Nooooo! Se vino al bar a echarse unas chelas bien heladas. Mientras tanto, en México los partidos políticos y candidatos pedían que se publicara el contenido completo de la mentada llamada telefónica. Y como nadie hizo caso de esas peticiones el muro empezó a construirse.

-La Gárgola: Bueno, pero a final de cuentas los mexicanos no pagamos el muro.

-El Lonje Moco: ¿Ahhh, no?  Después de esa llamada Peña Nieto ordenó un aumento en el costo de la luz, hizo un decreto para subir los impuestos y hasta pretende cobrarnos por comprar cal… por comprar cal…

-La Gárgola: Por comprar calzones… Quiere cobrarnos hasta por comprar calzones.

-El Lonje Moco: ¡Noooo! Quiere cobrarnos hasta por comprar calmantes, ya que con tanto aumento hasta los nervios se nos crisparon. ¡Fue horrible, horribleeeee!

Se escuchan los pasos del Lonje Moco que se aleja y el órgano con la música gótica despide el sketch.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *