COMPARTE LA MATERNIDAD DE MUJERES

46

Por Hugo Reyna/ EL SINODAL DE TAMAULIPAS

Reynosa, Tamaulipas.- Cesa Cedillo, es una mujer que desde hace cinco años se inició en la fotografía a nivel profesional, pero desde hace dos ha dedicado una labor de compartir con incontables mujeres la maternidad y presenciar en forma privilegiada con su cámara en mano el nacimiento de muchos niños y de nuevas familias en Reynosa.

En entrevista, comparte con su cámara Nikon 750 y sus lentes, ha tenido la oportunidad de presenciar el milagro de la vida en manos de médicos que auxilian en parto a muchas mujeres y que ella ha plasmado en sus imágenes que después comparte con los padres.

Durante los últimos dos años, labora en una Clínica de la localidad -que presume ser la única que permite tomar imágenes y video de partos-, las restricciones del resto de las instituciones de salud, harían imposible su labor enfocada a fotografías y dar testimonio gráfico de alumbramientos de niños que llegan al Mundo captados con su cámara.

Cesia refiere que inicialmente estuvo en la actividad de la fotografía social, pero la experiencia personal de un embarazo y parto, en donde no tuvo imágenes ni evidencias de su propia maternidad, la inspiró a emprender una labor poco usual entre mujeres de Reynosa.

Refiere que las fotos y video que toma en los partos, es previo consentimiento de los padres o familiares y en muchos de los casos logra compartir a través de la comercialización de su trabajo, pero en otros no hay suerte.

Sin importar, afirma estar siempre dispuesta a compartir con las mujeres su maternidad y la expectativa de la llegada de sus hijos, que en forma especial apoya con sus fotografías especiales.

Como en toda profesión, no siempre es agradable, evoca una experiencia triste de una joven que llegó en pésimas condiciones en labor de parto y lamentablemente no se pudo lograr su bebe y este falleció en el parto, esas imágenes las conserva con dolor, asegura.

Cesa Cedillo se reconoce como una fotógrafa profesional, aunque el campo que ella explora laboralmente no es común y mucho menos de interés para el promedio de fotógrafos, pero ella comparte por la alegría de ser madre como las mujeres que ella asiste con su cámara en cada alumbramiento que como dice siempre está todo en las manos de Dios.

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *