PROPUESTAS VIABLES/ Por Lic. Jesús Elías Ríos Reyna 

76

Cuarta Ocasión

La ley de seguridad interior: se discute, se aprueba, se somete a juicio y ahora se impugna por una fracción del poder legislativo que advierte su inconstitucionalidad.  La diversidad de opiniones podría generar resultados positivos, ¿sucederá?

Una caprichosa ley que ha dado pie a 4 artículos, más bien me parece un buen distractor; quizás un punto de beneficio para los competidores del partido en la presidencia, nada es seguro antes de ver quien recibe la constancia de mayoría.

34 artículos se discutieron y aprobaron en ambas cámaras, la de diputados y la de senadores. Posteriormente el día 21 de diciembre del 2017, es decir hace casi un mes fue promulgada y sometida a juicio por el ejecutivo federal. Ahora se pretende enmendar el error de diciembre, anunciaba el senador Ernesto Ruffo Appel en Aristegui en vivo haber cumplido el requisito de la corte para presentar una acción de inconstitucionalidad, ¿Qué resultara de estas inconformidades?

Pues bien la ley esta impugnada, la corte tiene un duro trabajo, sin embargo estimado lector me atrevo a decir que pese al excelente trabajo realizado por nuestros legisladores; probablemente la ley no se vaya al cajón del olvido.

Probablemente sí, depende el propósito específico de existencia del citado instrumento legal. Más para que desgastarnos en especulaciones, tenemos mucho que hacer; la elección nos es prioritaria, debemos prepararnos para ella.

Como cultura general es bueno enterarse de los sucesos que hacen noticia, sin olvidar el verdadero trabajo individual y  colectivo que nos lleva a la transformación y a la supervivencia; a los resultados felices de ambiciosos proyectos.

El bien común es un tema de interés generalizado para las mayorías, creo que más allá de la ley de seguridad interior está el sano desarrollo de los menores, pues de ellos resultan gran cantidad de ideas y sueños realizables.

Sabemos que lo bueno cuenta, tenemos un buen gobierno y si queremos uno mejor también podemos lograrlo. Hagamos de México un país de lectores, escritores y constructores sociales, solo informados podemos avanzar.

Es preciso tomar las mejores decisiones a partir de la información, sin violencia y en paz, el bienestar incluye alimento corporal y Espiritual, resolvamos los conflictos interiores de los devastados; escuchemos los gritos del silencio.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *